jueves, 31 de julio de 2008

La gata y el ratón

Se veía un poco triste, sentada en el jardín y tomando lo que parecía una taza de café. Me acerqué y, de la manera más cordial, le dije, en mi torpe inglés beautiful lady, me I sit with you, profirió una carcajada que me asustó, y respondió algo que pude traducir como: eso de bella no va conmigo. Yo estaba intentando hacer amistades, en mi disfraz de joven latinoamericano pudiente, sabía que la mejor manera de pasar desapercibida era buscar esas amigas, algo entradas en años, pues ellas pueden presentarte a la gente sin llamar la atención, porque incluso se creen la historia o intentan creerla.

No viene al caso decir porqué estaba disfrazada de hombre, con mi cuerpo casi andrógino no era difícil y nadie podía creer que yo me hubiera cortado el pelo tan a ras. Jovencitos latinos en busca de aventuras proliferaban en la Inglaterra de post guerra. La primera guerra era un recuerdo y los jóvenes herederos latinoamericanos intentaban hacer mundo visitando Europa.

El asunto es que me senté a su lado y cometí mi segundo error, le pregunté si podía invitarla a otro café (puesto que casi terminaba su bebida), se rió de nuevo ruidosamente y me dijo: boy, this is not a coffee, is that drink, Coca Cola, with a bit of rum. Luego permitió que le comprara otra.

Pasamos toda la mañana conversando, era una mujer madura increíble, narraba cosas imposibles y salpicaba su conversación con chistes macabros, incluso me dijo que la forma más fácil de matarme sería con una taza de veneno, el sabor de la Coca cola lo cubriría.

Me tomé un par de "cafés extraños" y pasamos la tarde en la veranda. Ella, ya más alcoholizada, me confesó que estaba planeando un asesinato nobody will believe I did it, me decía y mostraba una foto de una mujer extraña.

Nos fuimos a cenar al comedor, el tiempo pasaba de prisa, ya en su habitación me enseñó una serie de cuentos que planeaba convertir en novelas, sus ideas me parecían increíbles y fuertes. Llegada la madrugada me despedí.

Durante un par de días dejó de beber y me presentó a todos los nobles del hotel y demás huéspedes distinguidos, jugábamos por ratos, en las noches, a los acertijos y la acompañaba a su habitación.

La tercera noche decidió mostrarme los detalles de su plan, aseguraba que yo era perfecto para engatusar a la mujer y hacerla comer unos chocolates envenenados. Tenía muchos libros antiguos sobre la mesa y me hizo olfatear unos chocolates trufados que ocultaban el olor del veneno.

Cuando sentí sus manos en mis caderas y su beso me puse a temblar, ella, por el contrario, intentaba quitarme la ropa y al cerciorarse que yo no era hombre sólo dijo: I knew it.

Amanecimos anudadas, yo con culpa, ella feliz, huimos del hotel y, haciéndonos pasar por madre e hija, compartimos unos días increíbles, yo le decía ah gata y ella repetía que yo era su ratoncito.

De verdad me asusté cuando decidió que iba a involucrarme en la muerte de aquella mujer, y más cuando aseguró que seguiríamos juntas hasta la muerte. Yo era muy joven y me asusté, la dejé en un hotel, donde luego la encontraron quienes nos buscaban, el resto de la historia todos la saben.

lo que es cierto es que yo logré arreglar el problema que me llevó a Inglaterra, con ayuda de los venenos...

Muy pronto me contactaron los ingleses, para entonces ya sabía mucho de venenos y planes misteriosos.

Cuando estrenaron la ratonera supe que Agatha, mi gata, nunca me había olvidado.

Mata Hari

Para complacer a la Filis

7 comentarios:

La-Filistea dijo...

Woww! Mata Hari, te la echaste buena, aunque según supe Agatha Cristie, jamás vió un cadáver en su vida, menos creo que hubiera sido capaz de matar.

Cuando la leía a ella por primera vez me quedé impactada por el uso de las ideas, sin temor a utilizar las letras para matar y tenerte en el hilo ... Ahora veo que era porque le gustaban las "cubas libres" .

Gracias Johan aunque ahí vi algo de amor lésbico o se equivocan estos ojos que se han de comer los gusanos de seda que un día se convertirán en mariposas?..

JOHAN BUSH WALLS dijo...

Filis: Ijuela, ya revelé cosas que nadie sabía de la buena de Agatha, como aquello que decían: que ella era una corporación, un equipo de escritores. Hay un poco de varias cosas. Esa es la ventaja de ser escritor pajero, se vale todo.

Esta fue nuestra sección: complaciendo al lector.

La-Filistea dijo...

Nahhh, no creo yo pienso que ella era parte de la hermandad del ojo pelao como yo, ortodoxas de sexo.. :)

Vos pero es cierto que ella desapareció o fue un secuestro? sabes algo más, que conste que es tu sección: "complaciendo al lector"..

Nicté dijo...

Dame Agatha si desapareció unos días en circunstancias misteriosas y nunca lo explicó, la encontraron en un hotel usando el nombre de la amante de su marido... se divorció después...

JOHAN BUSH WALLS dijo...

Nicté: gracias por tus datos adicionales.

En efecto, Agatha desapareció, pero que sucedió en esos días es lo que relata el cuento pajero.

PROSÓDICA dijo...

Osea que aquí complacen al instante......véte al Johan pues jajaja.

JOHAN BUSH WALLS dijo...

Prosódica: Claro, en lo que mande su mercé.