lunes, 6 de octubre de 2008

De la serie diálogos incongruentes IV

—¿Vio que los bancos quebraron?

—Si, es que son de mala calidad, ya no los hacen como antes.

—Pero muchos de esos bancos fueron creados hace décadas.

—Entonces fue por eso.

—Puede ser, pero se supone que eran sólidos.

—Pues ya vio, siempre dicen lo mismo, que van a durar toda la vida, que soportan cualquier peso, que cualquiera puede usarlos.

—Lo malo es que la gente se confía y luego pierden su dinero.

—Ah, pero también tiene uno que fijarse, no se puede invertir solo así por así el dinero, además hay otras opciones.

—No crea que hay muchas, ya vio que no solo los bancos nacionales están quebrados, también los gringos.

—Mire pues, quiere decir que ya nadie hace las cosas bien, yo que pensé que solo los chinos hacían cosas de mala calidad.

—Los chinos son otra historia, en realidad no estoy enterado como son los bancos de allá.

—Pues si son como todo lo que hacen hasta tóxicos deben ser.

—No creo que sea para tanto, pero nunca se sabe, mire que al gobierno gringo le está dando tremendo dolor de cabeza, muchos dicen que los republicanos perderán las elecciones por la quiebra de los bancos.

—Ah, pero entonces si que son muchos los que han quebrado, es que dicen que la gente en los Estados Unidos es muy obesa, de seguro eso tiene que ver.

—¿Cree usted que tenga que ver?

—Por supuesto, todo es cuestión de peso.

—Entiendo, creo que tiene razón, porque los que han quebrado son algunos de los bancos de mayor peso.

—La culpa de todo la tiene la comida rápida.

—Ya lo creo que influye, porque al final de cuentas todos invierten su dinero en bancos, no hay otra forma.

—Me parece que si hay otras formas, pero igual se está expuesto a que quiebren.

—Ajá, la situación está muy difícil, casi insostenible, ya no haya uno que hacer, porque los bancos quebrados decían tener muy buen respaldo.

—Mire que interesante, bancos con respaldo, para eso mejor hubieran comprado sillas, son más duraderas; por otro lado, ¿no sería mejor comprar bancos de metal?

—¿Bancos de metal?

—Si, tengo un amigo que hace unos muy buenos, pero los carpinteros ya lo están empezando a llevar mal.

—¿Bancos de metal? ¿carpinteros? ¿de qué está hablando?

—De los bancos, ¿y usted?

—Ah, También, pensé que hablaba de otra cosa. Bueno, ya me voy, otro día seguimos arreglando la economía.

—Cuando quiera, nos vemos pues.

Mil Ton Freak Man

15 comentarios:

El Kontra dijo...

meome de la risa, excelente maestro¡¡!!

Nancy dijo...

jajajaajajaja
¡Salud!

Esteban Dublín dijo...

La economía es un asunto de fútbol. Cualquiera habla de golf cuando juega ajedrez. Porque una reina es una dama, y una dama siempre es buena cuando se está jugando black jack.

CIUDADANO CERO dijo...

Ah qué bueno ese diálogo, la verdad me hizo reír, ¡qué ingenioso!, ah relacionar los bancos... jajá. Saludos vos y aquí devolviendo la visita. Seguimos leyendo nuestras pajas jajá. Saludos del CERO. XD

analix dijo...

pero claro!
los bancos, la comida rápida y la obesidad.
pensar quema calorías, me contarorn, por eso gringolandia es el país con mayor incidencia de obesos.

sería bueno un banco que no se quiebre y con almohadillas

elgemelomalvado dijo...

Hace algún tiempo, un señor llamado Paul O'Neil, entonces secretario del Tesoro de los Estados Unidos, decía que los carpinteros de su país no pagaban impuestos para pagar la crisis de Argentina. Hablamos de 2001. El señor O'Neil fue el único que anticipó que el dinero ahorrado era para pagar esta crisis. El tema es que ya no quedan carpinteros disponibles para arreglar más bancos.
Magnífico. Pásese por mis pampas y convido un mate. Salute.

Lúzbel Guerrero dijo...

Siglo XXI cambalache, problemático y febril, el que no llora no mama y el que no habla de economía, teme que lo tomen por gil. Es verdad amigo BUSH; la economía está en boca de todos...¡y es tan gracioso oírles!
¡Cuidado con OBAMA! pero sobre todo con SARAH

Camilo Jiménez dijo...

Divertidísimo, amigo Johan. Ahora esperamos en todo el mundo: uno, que los yuppies comiencen a defenestrarse; dos, que los bancos se recompongan. 'Salú'.

JOHAN BUSH WALLS dijo...

Kontra: Puede usted mearse, solo recuerde limpiar despues, le aseguro si no lo hace no se aguantará el olor.

Nancy: Ahora vienes tu a reirte en mi cara, bien ganado me lo tengo; pero juró que iré a tu blog y me reiré de lo que escribes.

Esteban: Y Jack era un destripador y Jack Black es un actor regordete, pero entre ambos quizá podrían arreglar el asunto ese de los bancos, ¿quién sabe?

Ciudadano Cero: Ya ves pues, aquí haciéndome el gracioso, y vos ¿qué tal?, bienvenido a esta humilde casa de paja.

Analix: Todas son las grandes preocupaciones del siglo postrero, del último que viviremos, eso es seguro, sería mejor tirar a la basura todos los espejos y no volver a pensar en esas libras de más.

Gemelo malvado: Cada vez hay menos artesanos, todos se los está llevando la globalización, y luego los economistas se ponen a jugar dominó.

Lúzbel guerrero: Veo que hay mucha verdad en sus palabras, hasta los candidatos gringos hablan de economía, y uno que también hace su aporte, pero todo depende de la estabilidad de las relaciones sociales de producción.

Camilo: Cuando sus palabras se cumplan, entonces todos diremos, al unísono, !Yupi¡

Salú, a todos, pue.

vesania dijo...

Maestro, como me dices maestra si lo mio puras niñerías son, pero las tuyas, y estos dialogos me consumen, creo que los dialogos incongruentes son mis favoritos.

un beso para ti

miquelet dijo...

Una magistral manera de hablar de la dichosa crisis con humor. Muy bueno.

Salud.

PROSÓDICA dijo...

De todo el palabrerio incongruente a diálogo, este es mi preferido don Johan. Me ecantan los juegos de palabras!!. Usté si que es ingenioso verá....

abrazos pajeros.

Lena dijo...

We´re kind of fuck...

Banco y banco.

Arbitrariedad del lenguaje...

Gracias por el comentario, por la visita.

Me gusta mucho tu blog.

Nos seguimos el paso, las letras.

Abrazo!

JOHAN BUSH WALLS dijo...

Vesenia: Nada de niñerías, ni de falsas modestias.

Miquelet: Aquello de al mal tiempo buena cara siempre está presente, ahora bien, ¿has escuchado a un economista cuando habla?

Prosódica: En estas realidades uno tiene que ingeniárselas para sobrevivir, pero al final son puras pajas.

Lena: Dejaremos letritas en el camino, como pista, esperando que a los pájaros no les guste la sopa de letras, pero de que seguimos leyendo, seguimos.

Salú, a todos, pue.

Extranjera dijo...

Jajaja. Genial. Que fino tu blog!
Saludos